Impresiones de Luna Llena

Como seres humanos, estamos en una búsqueda constante por nuestra identidad. Esta búsqueda, en el caso de Susana Beitman, la ha llevado a recorrer el mundo desde la adolescencia hasta la edad adulta. En su trayecto, ha registrado sucesos, emociones, sueños e intuiciones para ofrecernos en Luna Llena, su primera novela, su visión particular del mundo. Luna Llena fue presentado en el Espacio México el pasado 15 de abril. Durante la presentación, a cargo de María Morfín Gutiérrez y Minerva Ferrel, Susana relató algunos aspectos sobre el proceso de escritura y leyó en voz alta Tiempo cósmico, uno de los capítulos de la novela con mayor significado para ella. En los siguentes párrafos se transcribe una parte de la presentación:

Durante la lectura de Luna Llena, tuve las emociones a flor de piel: compasión,  alegría, indignación, angustia, desolación, asombro. El mundo interior de Aurora, el personaje principal, se descubre a medida que intuiciones y presentimientos se entretejen con el agradecimiento por cada día vivido y la oportunidad de los reencuentros. Aurora es una mujer que, aún cuando se ve envuelta en una profunda tristeza, es capaz de ver la luz, y si bien se cuestiona sobre la muerte y el dolor, lo hace sin amargura ni reproche. Sin embargo, no tiene reparo en denunciar a una sociedad que consume hasta consumirse a sí misma, pero que no alimenta su espíritu. Aurora se indigna, se niega a conformarse, se cuestiona y busca liberarse de un ambiente opresivo, violento. La necesidad de viajar surge entonces no como un placer, sino como un acto de supervivencia emocional.

Aurora experimenta la soledad del inmigrante, una soledad que se intensifica con el distanciamiento cultural entre su país de origen y su país de residencia, pero sabe convertirla en su mejor aliada y compañera. A su vez, la distancia será el mejor medio para entablar relaciones armoniosas.

La maternidad llega a su vida y Aurora decide que es el momento de poner pausa al vacío, entregarse a la aventura y dejar correr el amor a raudales. Aurora es madre, hija, hermana, esposa, amante, alumna, maestra, amiga… Aurora resume su vida como un sueño, como una leyenda que se recita bajo la luna llena y que nos cuenta los ciclos de la vida en busca de paz interior.

Minerva Ferrel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s